Skip to content

El gran reto de Bristol y la gran oportunidad para … ¿Jimmie Johnson?

Las carreras de la NASCAR en la media milla del Bristol Motor Speedway son innatamente emocionantes, al igual que desafiantes. Y si se lo preguntas a los pilotos, requiere de importantes habilidades para sobresalir.

 Algunos competidores dan con la clave de manera natural. Sin embargo, para otros, todavía es un trabajo en progreso.

 Han pasado cinco años — 10 carreras — desde la última vez que un mismo piloto ganó dos carreras consecutivas en Bristol. Brad Keselowski, piloto de Penske Racing, fue quien lo consiguió tras imponerse en otoño de 2011 y primavera de 2012 — temporada en la que además se coronó campeón de la Monster Energy NASCAR Cup.

 Las últimas cinco citas en Bristol han sido conquistadas por: Joey Logano, Carl Edwards, Kevin Harvick, Jimmie Johnson y Kyle Busch – a bordo de un Ford, Toyota, Chevrolet, Chevrolet y Toyota, respectivamente.

 Pero existen algunas tendencias en pista corta a tener en cuenta para evaluar con mayor precisión la Food City 500 de este domingo en Bristol (2 PM, Este por FOX, PRN y SiriusXM NASCAR Radio).

 Tomando en cuenta las tres jornadas sobre pista corta durante la primavera (Martinsville Speedway, Bristol Motor Speedway y Richmond Raceway), actualmente solo hay tres pilotos con múltiples victorias en los últimos cinco años.

 Jimmie Johnson, ganador defensor de la Food City 500, acumula dos victorias, al igual que Joey Logano y Kurt Busch.

 Kyle Busch, quien ganó en Bristol durante el otoño, lidera al grupo con cinco ocasiones terminando en primer o segundo lugar en estas tres pistas cortas durante la primavera. Le siguen Clint Bowyer, quien gano en Martinsville en esta campaña, y Jimmie Johnson, cada uno con cuatro jornadas terminando en primer o segundo lugar.

 Por otro lado, Joey Logano supera a todos con finales en el Top 5, ocho en total, seguido por Kyle Busch con siete y Brad Keselowski, junto a Jimmie Johnson y Kevin Harvick con seis cada uno. 

 Pero el maestro del Bristol Motor Speedway indudablemente es Kyle Busch, puesto que ha liderado el doble de vueltas (2,116) que cualquier otro piloto de la serie, además que es líder en victorias con seis banderas a cuadro.

 Curiosamente, Kyle Busch y su hermano Kurt Busch acumulan un total de 3,178 vueltas lideradas para ser el dúo más prolífico en Bristol.

 Esto fue lo que dijeron tres de los pilotos más exitosos sobre la próxima jornada en Bristol:

 *Jimmie Johnson, ganador defensor de la Food City 500:

 “Tu nivel de comodidad tiene que ser alto en Bristol, lo que significa que el auto tiene que estar algo apretado, es un buen equilibrio tener un auto inquieto y que te sientas lo suficientemente cómodo para ser el agresor. Conlleva mucho esfuerzo mental y físico. Bristol es la pista que más te exige físicamente y tener que mantenerte fino durante cuatro horas con el resto de los competidores dándote en el parachoques hasta llegar a las 500 vueltas — es simplemente difícil”.

 * Kyle Busch, seis veces ganador en Bristol y quien ganó las carreras de las tres series nacionales de la NASCAR durante su visita a Bristol en agosto del año pasado:

 “No creo que vuelvas a ver siete victorias al hilo en una pista en particular, pero podría estar equivocado. Muy en el fondo, me gustaría decir que podría hacerlo, pero estoy consciente que, aún teniendo el equipo que tengo, los mecánicos, el talento y todo lo que le damos al auto, será algo muy difícil de lograr”.

 * Kurt Busch, cinco veces ganador en Bristol:

 “La clave más importante es saber cuándo correr con todo y cuándo no hacerlo. Si intentas correr duro cada vuelta, no vas a lograr nada. Hay ciertos puntos durante la carrera cuando lo puedes hacer y otros cuando solo intentas mantenerte en el lugar indicado. Le das con todo y luego te mantienes con calma, para después darle con todo de nuevo. Es un asunto de aplicar eso en el momento correcto”.